domingo, 4 de mayo de 2008

Granada, un Swami y vivir sin espectativas


El maestro dijo: ¿Por qué las personas no son felices?
Y respondió: porque tienen miedo.
Seguidamente nos volvió a interrogar: Y ¿por qué tienen miedo?
Y volvió a respondernos de nuevo: porque viven con expectativas.
Después de las enseñanzas logramos la integración total con la apertura interior y la meditación final.
Besos meditativos para todos!!!

9 comentarios:

Vigilante dijo...

¿Sabes porque creo que soy feliz y no tengo miedos?
Porque no tengo expectativas, es mas fácil así.

Por cierto Granada es precioso, te lo dice un Jaenes fronterizo, es curioso pensar que solo estuvimos a unos 70 km con lo lejano que parece todo este mundo de la red.

celebrador dijo...

Las personas no son felices porque no conectan habtiual y sismemáticamente con su propia felicidad interior

Y punto pelota

lapaupachica dijo...

para mí la felicidad es una forma de vida, no un lugar a donde llegar. tiene que ver con la coherencia interna -por más loco que uno esté- y sobre todo, con no rendirse, y sobre todo con "reinvindicar el espejismo de intentar ser uno mismo"... que ya lo dije aute en "la belleza"
el miedo es tremendo, pero también es motor querida cucalella, abismo que invita y llama y cuando uno se lanza, emprende vuelo y cuando uno se lanza descubre luego nuevos miedos... uy...sí que mi lengua no tiene miedos... besitos para tu semana, hermana despadrada

RAÚL dijo...

bueno, las personas tienen miedo, enfermedades, hipotecas y un montón de cosas anti-felices más, pero me gusta esa teoría de la aceptación, no tener demasiadas expectativas con nada.

Betty B. dijo...

Preciosa Granada!! Cada uno seríamos un poquito más feliz si dejasemos de comparar nuestras vidas a la de los demás.
Un beso.

Pau Llanes dijo...

preciosa Granada... yo siempre me refugio en una casa de huéspedes en el Albaicín... Como te puedes imaginar es en el callejón del Oro... Un alquimista debe siempre ir a sus lugares propicios... Me preguntas por la felicidad... Ummm... Creo ue respondí en uno de mis textos... Fe-licidad... es como creer a ojos ciegas, ¿no?... Besos... pau

Monik dijo...

Yo siempre digo que hay creer en que todo es posible en la vida, sin pararse a pensar si conseguiré o no ésto o aquello. Los miedos y los obstáculos que nos ponemos nosotros mismos, son precisamente los que evitan que lleguemos a nuestras metas. Claro que también hay que tener los pies en el suelo y no soñar demasiado con imposibles!!

Besos!!

Ruben Raffa dijo...

Como nos cuesta entender las cosas mas sencillas.....
Miro tus ganas y ahi estoy yo contigo gracias por mostrarte !! besos

Audrey dijo...

me encanta Granada...he pasado muy buenos momentos alli abajo :)