domingo, 20 de julio de 2008

Señal de entrada...



Querida gente que pulula por la blogosfera:

Después de un largo paréntesis repetido con anterioridad, os desvelo mis últimos descubrimientos personales. Algo que ni siquiera podía pensar que estuviese dentro de mis planes de vida. Algo que vino hacia mí sin la intención desbordada que muchas veces pongo en las cosas, y sin embargo, uno de los mayores regalos que me han hecho mis queridos Guías Espirituales.

Ya lo he ido mencionando con anterioridad, pero es ahora cuando lo puedo concretar en palabras: se me ha dado la llave de uno de los mayores tesoros de la humanidad. La llave que abre los Registros Akashicos, la inmensa biblioteca donde se encuentran recopiladas las vidas de todas las personas que alguna vez transitaron por este planeta. Sus enseñanzas, sus caminos, en definitiva el alma de cada uno de nosotros.

Para los que no conozcan lo que son, les dejo un fragmento de Lobsang Rampa que lo explica muy claro:

Los Archivos Akáshicos, son una forma de vibración, no solamente luminosa, porque comprenden igualmente la luz y el sonido. Esta forma de vibración no tiene sobre la Tierra término alguno que la describa.
Los Archivos Akáshicos se forman de las vibraciones indestructibles que constituyen la suma total de los conocimientos humanos, que emanan del mundo en muy parecida forma de la que se difunden los programas de la radio. Todo cuanto ha sucedido en este mundo, todavía existe en forma de vibraciones.
Los Archivos Akáshicos contienen el testimonio de todo cuanto ha sucedido en el mundo. Los diversos mundos tienen, cada cual, sus Archivos Akáshicos, del mismo modo que cada país posee sus propios programas de radio. Todos aquellos que poseen conocimientos suficientes, pueden sincronizar con el Archivo Akáshico de cada mundo; no tan sólo del suyo propio, y se pueden enterar de los acontecimientos históricos y de las falsificaciones contenidas en los libros de la historia.
Pero, en los Archivos Akáshicos, hay algo más que un recurso para satisfacer la propia y vana curiosidad. Podemos consultarlos y ver nuestros planes personales. Cuando morimos para este mundo, vamos a otro plano de existencia, dentro del cual todos tienen que verse cara a cara con las propias obras; lo que hicimos y lo que dejamos de hacer, debiendo hacerlo. Veremos el conjunto de nuestras vidas, con la velocidad del pensamiento. Lo veremos a través de los Archivos Akáshicos, y no sólo desde el momento que lleváramos las cosas a la práctica, sino desde aquellos momentos antes de nacer, en los cuales planeamos cómo y dónde habríamos nacido......Con el Archivo Akáshico podemos viajar hacia atrás a lo largo del camino de la historia; ver todo cuanto ha sucedido, no tan sólo en este mundo, sino también en otros mundos;
Uno de los más viejos sueños de la Humanidad ha sido el de poder disponer de «viajes a través del tiempo».
Estos sueños no pasan de ser meras concepciones fantásticas mientras existimos dentro de nuestra carne y sobre la Tierra; ya que la envoltura carnal nos limita de una manera triste; son nuestros cuerpos tan lamentablemente condicionados, y nuestra necesidad de aprender sobre la Tierra, lo que nos ha implantado en nuestros ánimos tantas dudas e indecisiones, que antes de sentirnos convencidos necesitamos lo que llamamos «pruebas». El talento para descomponer una cosa en una serie de piezas para ver como funcionan y asegurarse de que no pueden funcionar de otro modo.

Besos Akashicos para todos!!!

8 comentarios:

gatchan82 dijo...

demasiada espiritualidad para mí...

CUCALELLA dijo...

Es que esta es una nueva etapa que estoy experimentando...

Rafael Tiburcio García dijo...

Creo que hubo un malentendido en el nombre del blog... pero te voy a contar un cuento: es pura ficción pero suena creible.

San Isabet

Santo patrono de los escritores y poetas, Isabet Ramírez Alarcón nace en Écija; España, en 1496 y muere en la Villa de Pachuca, hoy Ciudad Agnosia; México, en 1596. Violento desde pequeño, se embarcó a Las Indias Orientales tras asesinar a una niña a los 13 años y pasar otros dos en un convento como diácono. Al naufragar su barco frente a las costas de Yucatán avanza tierra adentro hasta llegar en la Selva Chiapaneca a la ciudadela de Ajaltok’ov donde vivió hasta los 35 años, a los 20 años fue iniciado en los Sagrados Misterios Maya-Quichés llegando a convertirse en sacerdote de la hermandad blanca, paulatinamente las invasiones españolas de los años subsecuentes llevaron a la población a dispersarse en las selvas, mientras que Isabet se dirigió a la caída Tenochtitlan y de ahí partió a la Villa Pachuca donde pasó el resto de sus días haciéndose pasar por misionero. Dedicó su tiempo a componer un misterioso manuscrito con parte de su biografía y algunas profecías crípticas. Fray Isabet, mejor conocido entre los nahuas como Tata, fue beatificado en 1656 a petición de un grupo de toscanos llegados del viejo mundo, cuando escucharon de los indígenas los métodos de evangelización pacífica del misionero, fue canonizado en 1862.
San Isabet ha muerto pero su espíritu vive en nuestros corazones, por eso a veces también escribe en este sitio web…


La Hermandad Blanca

La Hermandad Blanca lo es todo y a la vez es nada, ha estado detrás de todos los grandes momentos de la humanidad y nunca ha tenido parte en ellos, ha sido fundada y destruida miles de veces a lo largo de la historia, ha cambiado de rostro, de ritos y de verdades superficiales en consonancia con la necesidad de los tiempos, la Verdad que proclama es sencilla pero difícil de encontrar, es una verdad inmutable, permanente y expectante, una que no hallarás en este sitio ni en otro, ni en libros sagrados o profanos, una que sólo encontrarás dentro de ti.
La Hermandad Blanca a veces revela fragmentos de esa Verdad en ajaltokov.blogspot.com
Disfruta el Sueño…


San Isabet habla.

Esta hermandad existe desde aquellas lejanas epocas antediluvianas en que el continente Mu todavía no se hundía bajo el oceano pacífico. Una de las hermandades estaba en Uxmal, con los misterios mayas, la otra en Cholula, aquel precisoso templo cuyas ruinas yacen bajo una iglesia, pero yo me inicié en los Misterios Quichés, (igual que Hunajpú e Xbalamque), allá en la Guatemala del siglo XVI, luego de lo cual partí con rumbo a una ciudadela, que hoy esperan ser descubierta bajo la flora de la selva chiapaneca, llamada Ajaltok'ov que en buen castellano vendría a significar algo así como "El que causa la miseria" uno de los señores del inframundo o Xibalbá que causaba una muerte horrorosa detrás de las puertas.
Allá en Ajaltok'ov los sacerdotes nos dedicabamos a unos ceremoniales sanguinarios: nos perforabamos el pene con un mismo hilo y bailabamos en círculos. Edificantes actividades que por cierto horrorizaron a don Diego de Landa cuando se daba sus vueltas por Yucatán allá en el siglo XVII.
Llegué a America en el mismo barco en el que naufragó don Gerónimo de Aguilar en Yucatán, yo me fui tierra adentro hasta chiapas, donde me confundieron con un sacerdote.
Resulta que antes de que unos toscanos inmigrantes pidieran mi canonización luego de la muerte de mi primer cuerpo, yo viví en Chiapas, Ciudad de México y la Villa minera de Pachuca, fui un defensor de los derechos de los indios y escribí un manuscrito con muchas profecías que se ha perdido con el paso del tiempo, pero se especula que sigue en los túneles del convento de San Guijuela en la ciudad de Agnosia
Morí en 1596 aunque he venido teniendo reencarnaciones sucesivas entre las que destacan Sebastián Arriola, militar mexicano del siglo XVII y Sebastián Arreola, pintor y escritor mexicano del siglo XX, desde el cuerpo de quien en este momento escribo, sin que él sepa siquiera los planes que tengo para decirle a la humanidad que pronto...

(texto extraido de una novela inedita de Rafael García)

IBSN 22-12-2007-01
http://ibsn.org

http://ajaltokov.blogspot.com

Saludos.

Calo dijo...

Muy buena señal...También eres parte de mi 40 y 1, un saludito y encantado de encontrarte ahora tan espiritual y tan honesta.

Saluditos

Monik dijo...

Me encanta lo espiritual y después de mis vacaciones vengo muy relajaita ;P...pero desconocía la existencia de estos archivos...debes contarnos más!!

Besotes!!

Alu dijo...

Me alegro de tu nuevo hallazgo, disfrútalo.

(K)

La Gata Coqueta dijo...

Cuando una persona busca algo que realmente necesita es estupendo para así sentirse en paz con uno mismo, y disfrutar de tal encuentro.

Felicidades por ello amiga

Muchos besos.

Alu dijo...

Tienes una sorpresita en mi blog!

Un besooo!