lunes, 1 de septiembre de 2008

Ho'oponopono


Ihaleakala tiene el título de doctor de psicología y en su día practicó en su Hawai nativo esa profesión, en el Hospital Estatal de Hawai , pero lo más importante es que es un Kahuna ("guardian de los secretos") y sucesor espiritual de otra Kahuna extraordinaria Mornah Simeona.
Ho'oponopono en hawaiano quiere decir "rectificar un error". De acuerdo con los antiguos hawaianos, los errores proceden de pensamientos que están influenciados por memorias dolorosas del pasado. El Ho'oponopono es una vía para liberar la energía de esos pensamientos dolorosos que causan desequilibrio y enfermedades. Ho´oponopono; un sistema ancestral de comprender la vida y el espíritu que ofrece respuestas para nuestro mundo actual y que el Dr. Ialeakala ha puesto al día.
Ho'o significa "causa" en hawaiano y ponopono" significa perfección.
Todos tenemos la habilidad de volver al estado perfecto original donde no existía división o dualidad en nosotros, comparable a una página en blanco donde no existen ideas preconcebidas y reina un perfecto estado de paz"- . Él indica que " creamos nuestro universo físico exactamente como es. Y no solo eso sino que cada uno de nosotros tiene el poder de corregir el pensamiento erróneo que puede crear una realidad imperfecta. O, dicho con otras palabras: todo existe como pensamientos en nuestras mentes. No hay nada fuera de nosotros. Todo está dentro de nosotros."Y concluye: "tu mente es tu propio proyector . Si no te gusta la Película, detienes el proyector y pones otra nueva, es tan simple como esto. Créanme - Funciona "El Ho'oponopono en realidad es muy simple.
Para los antiguos Hawaianos todos los problemas se reducen a un pensamiento. Pero tener un pensamiento no es en sí un problema. Entonces ¿cuál es el problema? El problema es que todos nuestros pensamientos están imbuidos de memorias dolorosas, memorias de personas, lugares y cosas. Cuando se practica el Ho'oponopono, la divinidad toma el pensamiento doloroso y lo purifica. Entonces tiene lugar algo maravilloso, no sólo la energía negativa queda neutralizada, sino que desaparece. En su lugar queda un espacio en blanco. Los budistas lo llaman el Vacío. El último paso consiste en permitir que la Divinidad entre y llene el vacío con luz.
Los hawaianos de antaño fueron psicólogos y siquiatras extraordinarios que aprendieron a entrar en contacto con los vastos poderes de la Mente. El Ho'ponopono era una parte inseparable de su filosofía de la vida y de su manera de vivir. Ese proceso permeaba cada fibra de su existencia, de sus relaciones familiares, de sus actividades, de la educación y formación de los niños y de su relación con la naturaleza y con el cosmos.
El propósito fundamental del Ho'oponopono es descubrir la divinidad dentro de nosotros. Mediante el Ho'oponopono es posible entablar una relación práctica con la divinidad y aprender a pedir en cada momento que nuestros errores de pensamiento, palabra y acción sean limpiados. El resultado final es la libertad, el logro de la liberación total del pasado.
Besitos Ho'oponoponicos para todos vosotros!!!

6 comentarios:

Vabene Marinaio dijo...

¡Que historia!
No blogeo mucho, excusas. Pero si miro y me gusta, repito.

Monik dijo...

joer que interesante!! Aunque tan fácil no creo que sea...vamos...digo yo...

Besotes!!

La Gata Coqueta dijo...

Hay otro metodo que también se hace que es parecido... es como para arreglar los desarreglos echos por los antepasados con cualquier eror, que nos vienen dados hacia nosotros.
El problema es que no acuerdo del nombre, de echo en casa se hizo y te quedas de piedra con lo que te encuentras...

Muchos besos y un gran abrazo.

CUCALELLA dijo...

La verdad es que los resultados son sorpresas que la vida te va dando. Increíble. Os los recomiendo a todos!!! Un besito.

Alu dijo...

No conocía esta clase de filosofía hawaiana, la verdad es que está bien aunque para mí es complicarse mucho la vida.

Un beso!

Manuela dijo...

Es complicado porque no hay muchos a los que les interesa que el rebaño alcance esa conciencia superior, esa purificación espiritual, esa liberación del ego. Lo positivo: la libertad y la felicidad reales. Hay que iniciar ese camino...sólo desde uno mismo.