miércoles, 5 de marzo de 2008

Mensajes Ocultos



Después de leer el blog de un mago de las palabras ocultas, capaz de hacer aparecer y desaparecer a su antojo todos los mensajes cifrados a través de sus laberintos interiores, querría haceros partícipes de algunos de los misteriosos poderes que nos ofrece la divina providencia...si es que así la podemos denominar.

En muchas ocasiones andamos despistados porque nuestra mente se encuentra turbada en otros menesteres. Además de eso, debemos sumarle una fuerza centrífuga de la incesante rueda del día a día, más conocida como rutina, que nos arrastra incansablemente hacia un estado de somnolencia absoluta de la cual es prácticamente imposible salir si no es por el sobresalto de algo inesperado.

De este modo llegamos al despertar, meta de la práctica budista de la ilusión de Samsāra, en la cual se afirma que en todo ser vivo existe el potencial de alcanzar el Nirvāņa, después de que se vea, con claridad y convicción plena como lo hizo el Buda, la verdadera naturaleza de la existencia y de la vida. Alcanzar este estado implica el vivir una nueva experiencia de la vida, de la muerte y del mundo, por lo que se adoptaría una nueva actitud ante éstos.

Es por ello que cuando nos despertamos de ese sueño profundo al cual somos sometidos por los hábitos diarios, podemos llegar a vislumbrar los mensajes que la vida nos ofrece de las maneras más inimaginables: un trozo de papel con las palabras exactas que andabas buscando, una frase radiofónica al encender tu transistor respondiendo una de tus dudas, un cartel publicitario con esa respuesta que estaba en tu inconsciente pero que no había logrado salir, la letra de una determinada canción...Estas y muchas más son las sorpresas que nos tiene preparado cada día el destino para aquellos que viven alerta, buscadores de verdades, exploradores de los detalles más pequeños.

Si a partir de estos pequeños guiños creamos nuestro universo interior quizás logremos alcanzar grandes verdades, descubrir misterios infinitos y llegar a todos los recovecos más remotos de este enigmático mundo.
Os invito a indagar, investigar, averiguar, inquirir, explorar, sondear, escrutar, inspeccionar, escudriñar, husmear, escarbar, curiosear...hasta que os deis cuenta de que hay un mundo escondido en cada detalle que aparece delante de vuestros ojos.

La fotografia de hoy es un cristal de agua. Incluso en el agua podemos encontrar mensajes ocultos, sólo hay que descubrirlos. Un beso lleno de mensajes ocultos de amor para todos!!!

8 comentarios:

Audrey dijo...

buuuuuuuuuuuffff...me molaria ser detective,creo q lo habria hecho bien...aunq ultimament ando despitada y no sé si encontraré eso q dices...lo intentaré :)

Vigilante dijo...

Sabia que todas esas señales no podrian ser fruto de la casualidad...

Yo estoy buscando mi paz interior ya que no a mucho que acabo una guerra civil dentro de mi ser, no espero llegar al Nirvana pero si que me gustaría conseguir comprender un poco este vivir loco...

Buscare contigo.

CUCALELLA dijo...

Audrey: No te preocupes guapa, las cosas pasito a pasito, ya verás como lo logras. Un gran besito!!!

Vigilante: Me encantará tenerte como compañero de viajes. Es todo un placer. Delante de nosotros tenemos un mundo inimaginable que nos está esperando para que lo descubramos. ;-)

Manuela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuela dijo...

Me ha encantado leer esas palabras. Es algo en lo que he pensado muchas veces, en las señales que te muestran el caminito personal. Pero si consigues un manual para saber cual es la señal válida en cada momento avísame, porque las ganas de ver algo puede llevar a malinterpretaciones. Aun así no deja de fascinarme las creencias en las casualidades y el destino. Un besote!

RAÚL dijo...

me gusta la idea de la anécdota reveladora, algo nimio que abra una puerta que siempre estuvo cerrada, la epifanía en un cristal de agua. es como si la verdad estuviera escrita dentro de una de esas galletas chinas de la suerte... hay que mantener el apetito!!

CUCALELLA dijo...

Manuela: Conseguirás ver cual es la señal cuando te dejes llevar, obseves sin juzgar, viviendo con naturalidad, sin artificios...es así como se te abrirán las puertas de las más maravillosas verdades del mundo. Un beso!!!

Raúl: La verdad está inscrita en cada poro de tu piel, en cada àtomo de cada mínima parte de cualquier ser. Solo hay que acercarse a ello para verlo. ;-)

Pau Llanes dijo...

muy bueno... jajaja... entre equipajes y demás cosas te escribo para despedirme... (de todo eso que dices trata mi último texto)... besos... pau